#DignidadPorDerecho

Las Plataformas Sociales Salesianas de la Inspectoría Santiago el Mayor (Fundación Boscos,
Fundación JuanSoñador y Federación Pinardi) queremos expresar nuestro posicionamiento
ante la situación de vulnerabilidad en la que se encuentran muchos ciudadanos y
ciudadanas en nuestro país.

Trabajamos por la promoción integral y el desarrollo de los/as niños/as, adolescentes,
jóvenes, familias y otras personas adultas en situación de riesgo y/o exclusión social
, a través
de centros, programas y servicios socioeducativos de prevención, educación y protección
social, de compensación educativa, de formación para la inclusión, de capacitación
profesional, de emancipación e inserción sociolaboral.

Desarrollamos programas para la promoción del voluntariado social y la participación
ciudadana
, la formación de los agentes educativos, la cooperación al desarrollo y la
sensibilización en defensa de los derechos de las personas ante las situaciones de
vulnerabilidad e injusticia social.

Defendemos la dignidad de toda la ciudadanía, sin exclusiones, y queremos dar voz a
quienes siguen siendo invisibles, a quienes nadie escucha ni tiene en cuenta, a quienes
tienen derecho, como cualquiera, a su propia dignidad.
Defendemos que todas las personas deben ser respetadas, y en ningún caso humilladas ni
degradadas, reconociéndoles todos sus derechos y garantizándoselos.

Una familia por derecho, acceso a la educación por derecho, protección pública por
derecho, un empleo digno por derecho, acceso a una vivienda por derecho, asistencia
sanitaria por derecho, acceso a la justicia por derecho, una renta mínima por derecho,
atención y cuidado de las personas dependientes por derecho, acceso a agua y luz por
derecho.

Defendemos que en una sociedad civilizada como la nuestra debe imperar la igualdad de
oportunidades para todas las personas, comenzando por una igualdad real entre hombres y
mujeres, garantizándola en todos los ámbitos de la vida y asegurando, en todas las etapas
del Sistema Educativo, una educación de trato igualitario y no discriminatorio.
Apostamos por la promoción de una ciudadanía activa y participativa, protagonista de su
propio desarrollo y sujeto de derechos. Y entendemos que todas y todos debemos ser
corresponsables y protectores de los derechos de nuestra sociedad.

La dignidad de las personas debe ser una responsabilidad común de quienes habitamos el
planeta, y como tal, debe ser cuidada y respetada, igual que hacemos con quienes dan su
primer aliento de vida. Porque nuestra responsabilidad ahora es el futuro de los niños y niñas
del mañana, y de las generaciones venideras, que se merecen un mundo más humano y más
cordial.

Exigimos, pues, el derecho de toda persona a una vida digna. DIGNIDAD POR DERECHO.